China: Niños son adoctrinados para odiar a Jesús y rechazar a sus padres

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

China: Niños son adoctrinados para odiar a Jesús y rechazar a sus padres. Las autoridades del régimen comunista de China están enseñando a los niños a odiar a Jesús en las escuelas. Las autoridades del régimen comunista de China están enseñando a los niños a odiar a Jesús en las escuelas.

El adoctrinamiento ideológico puede ocurrir a cualquier edad, pero quien se ocupa del desarrollo del comportamiento y de la llamada “ingeniería social” sabe exactamente que cuanto antes mejor.

Las autoridades del régimen comunista de China lo saben y, por lo tanto, están enseñando a los niños a odiar a Jesús y rechazar a sus propios padres.

Según un informe de la organización internacional Bitter Winter, una mujer cristiana fue testigo de que a su hijo le transformaron su mente y su comportamiento después de comenzar los estudios en una escuela local.

“Mi maestra dice que el cristianismo es un xie jiao. Si crees eso, saldrás de casa y no me cuidarás. También pueden incendiarte”, le dijo el niño a su madre después de encontrar un folleto de evangelización en su casa.

Para explicar su posición, el niño sacó un libro del bolso llamado “Moralidad y Sociedad”, mostrando a la madre el pasaje que habla sobre el término “xie jiao”. “La maestra nos dijo durante la clase que los grupos de xie jiao son tan terribles”, continuó el niño, esperando que la madre se deshiciera del folleto.

Xie jiao es un término usado en China durante decenas de años para clasificar cualquier forma de expresión religiosa como “heterodoxa” o “cultos” ajenos a las costumbres chinas, pero en el sentido más negativo posible como algo clandestino que ataca al país.

“Antes de comenzar la escuela, le conté a mi hijo acerca de la creación de Dios y él lo creyó. Pero después de ser enseñado en la escuela, mi hijo se convirtió en una persona diferente. En la China atea, a estos niños puros e inocentes se les enseñó a odiar a Dios”, dijo la madre del niño.

En la China comunista, después de la adopción del nuevo Reglamento sobre asuntos religiosos el año pasado, los niños no pueden asistir a los servicios religiosos.

Los padres cristianos deben educar a sus hijos en secreto en sus hogares, pero este trabajo se dificulta cada vez más cuando sus hijos van a la escuela.

“Si tu madre va a la iglesia y cree en Dios, ya no te quiere como a su hijo”, dijo a principios de abril una directora de una escuela primaria en la ciudad de Xinzheng, en la provincia central de Henan. En ese momento, tuvo una reunión con estudiantes para enseñar cómo rechazar la religión.

Esta es una realidad en China que enfrenta la comunidad cristiana, que a pesar de la intensa represión continúa creciendo con la gracia y la misericordia de Dios.

administrador

administrador

Dejar un comentario

Acerca de Nosotros

Somos una Iglesia Cristiana, enfocada en Amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a si mismo.

Recientes Entradas

venenatis Nullam Aenean elit. Praesent ipsum ut Donec id risus diam